lunes, diciembre 05, 2011

castidad de musa


















¿ por qué descalza y desnuda

llegó a los altares con agua bendita?

le vuela la tapa del tintero
sopla cuanta pluma cuenta de carga
se compra un pasaje de ida y nunca
renuncia túnica mote sangre
traga los misterios arranca eso parecido en ala

no merece el hombre
su posesión de musa

era saliva mieses vómito

sexo de anticipo y muerte
útero lápida pezón último y primero
de cordones pancarta en hemorragia procesión y vela
una juana de arcos de trinchera
una julieta de setenta nardos sin balcón
no alcanzó su trance arrinconada

no merece la musa
la posesión del hombre



6 comentarios:

Colombina dijo...

BUENO, MUY BUENO...

mabel casas dijo...

gracias colombina

amo este poema muy especialmente...

cariños

Angel dijo...

Grande el poema...como ese pasaje de ida y nunca...enorme verso...

te agradezco también que me recuerdes...para recordarte...y viceversa...que yo también andaba lejos...y nos volvemos a encontrar...

...y lo celebro.

un abrazo

mi nombre es alma dijo...

Ni el hombre debe poseerla.

Estupendo poema.

mabel casas dijo...

angel

gracias por decir
y leer

bueno lo bueno de estar lejos es poder volver...
celebremos
cariños

mabel casas dijo...

alma

tal cual decís, ni el hombre ni nadie, solo ella dueña de su destino de musa

gracias por dejar tu sensación sobre el poema
besos