domingo, julio 01, 2007

unísono temporal



las lluvias de aquel octubre
las atinamos juntos
se vistieron de a poco con el cuidado de quién va a una boda
se lucían en cada extremo de su salón de baile
lenguas viento caliente
sudor bajo ropa leve
se posaban rápidas tornadizas atrevidas
escenario infinito espectáculo interno
coros de la catedral
ofrendaban incrustándose en nosotros
multiplicando lisonja de eros que convirtió la carne

lluvia fría engarzaba afuera
candor de recreación adentro
jarra y agua tibia

después tu manta




6 comentarios:

Altamira dijo...

bueno, se perdió, que lastima, esto me pasa por escribir asi, a borbotones cuando leo algo tuyo que me hace saltar los resortes de la inspiración,
en fín, tu poema, decía, un repiquetear de notas, de a gotas en engarce en perseverante incruste de jarra, agua tibia y manta

Paz dijo...

El poeta nos hace partícipes del alumbramiento de las palabras y el deslumbramiento de nuestros sentidos .

Gracias Poeta .

Paz/

mabel casas dijo...

altamira
bueno ,cómo será hacer saltar los resortes? adoraría tener esa magia

que tu inspiración es tuya,solo dejarla salir a borbotones y entonces agradezco tu comentario de notas gota y engarces

besos poeta
mabel

mabel casas dijo...

paz

el poeta
la poeta
nosotros los poetas
somos? lo intentamos?
escribir es parte de la pasión del ser en algunos,no? y caminamos poesía desde el rudimento y vamos siguiendo la cuesta
gracias
besos
mabel

Paz dijo...

Si Mabel y de nuestra calidéz humana .

Paz/

mabel casas dijo...

paz

de total acuerdo
sin calidez morimos en sequía o
nevada

mabel