domingo, marzo 11, 2007










instintiva de la esquina


cuarteados en el mínimo enunciado
gestos
tienen una extensa máscara mal puesta
detrás
no toman el chorro de su historia
simulan
que las palabras son la típica coherencia cuando dicen


y la vereda de enfrente está a los gritos
complejo instinto en sus alarmas
recibe
por el último cordón en pié de entendimiento
agudo aviso consistente
el que le traen los abismos fondeados de carátulas
tapujos
repujados en infinitos pliegues que se esconden
que no quieren y se muestran

ululan
y en contrapuesta esquina
tiemblan las baldosas





foto: mínima mente urbana -sulako:luis fau

6 comentarios:

Anónimo dijo...

los sauces y los eucaliptus dicen:

es cierto a veces las tormentas ajenas nos ponen las hojas en alerta y nos hacen mellas que cuestan regenerar
saludos

mabel casas dijo...

sres.sauces y eucaliptus

gracias por compartir poema
y sentir que hay alarmas que vulneran
saludos

Paz dijo...

Este poema me recuerda la semántica como lenguaje universal del hombre , donde la necesidad nos hizo instaurar códigos de comunicación con determinados significados como herramienta para hacer de lo abstracto objeto de interpretación.


Así lo veo .


Paz/

PD , bueno ya hice mio tu blog , en el mio .

Gracias .

mabel casas dijo...

Paz:los códigos parecen los versos
pero están en la vida diaria ,donde van apareciendo otros fuera de nosotros distorsionados...
y nosotros como veredas de enfrente los recibimos y entramos en un temblor de percibir que nada marcha bien y a la vez nos erizan la piel de adentro...
gracias por profundizar el cauce del poema
besos
mabel

María Inés dijo...

Mabel:
Que tus palabras nos ayuden a decodificar bien, sacando la paja del trigo.
Quiero estar en la vereda de acá.
Cariños

mabel casas dijo...

maria inés

gracias por tu paso
había respondido este comentario,pero sorprendo no encontrarlo
te decía
que en realidad queremos lo mismo
depende de todos descifrar las causas
de tanta LOCURA y codo a codo buscar como atemperar el caos y no habría que elegir en que vereda estar sino en cualquiera de las dos con aire puro
cariños mabel