martes, marzo 27, 2007

la madriguera



la madriguera


útera de esquinas difusas
inclusiva revuelcos de óvula
aún le nieguen oreja ni le posen mirada
se hostiga ovaria contra ventisqueros a sus espaldas

la sangran amoradas de medianoche
la palabra la versa la abrazada y su desove

es
cuenca de puta sin oficio ni brillo en los tacones
tetas
de aureolas cuajando talla
contenedora
arcana techada magadalena
sepia maría
errores y fundamento

ladradora en vigía lamedora si ama
según la intemperie que allegue a su madriguera




6 comentarios:

Adal dijo...

Hay un poeta puertorriqueño que escribió "no soy un hombre, sino varios / no soy un hombre sin ovarios"

Ovula y ovaria, tanto dices con esa letra...

Me encanta el dragón, yo tengo uno, pero en el pecho.

Besúmenes Mabel

Verónica Cento dijo...

Hola Mabel!


Hace ya varios días que no entro a tu blog.
Paso un ratito para dejarte mi lectura sobre el poema.
Me gustó mucho el juego de palabras con respecto al órgano femenino.

Un abrazo!

mabel casas dijo...

Adal
gracias por esos versos puertorriqueños...viene al decir de estos...
y por encontrar lo que dice adentro de
Ovula y Ovaria

veo que estás acompañado por el dragón entonces en el calabozo...es magnífico ;el dragón digo eh?
abrazos amigo meda
mabel

mabel casas dijo...

Vero

buena tu paso!me extrañaba tu ausencia...lo que puntualizas de lo genital femenino era parte de la búsqueda de este poema y de lo que me venía laburante el mate:por que se los da como masculinos?,ya que estos toman diferente nombre en cada sexo...en relación lo intenso del vocablo madriguera que me fascina
besos volvé que yo vuelvooooo
mabel

Paz dijo...

Metaforicamente cruda pero no menos admirada por el encuentro incesante entre la palabra y su poeta.


Paz/

mabel casas dijo...

Paz
gracias paz por tu continuidad,que a veces no tengo,son un fuerte estímulo
ese encuentro del que hablás entre palabra y poeta es nuestra eterna busqueda,nunca nos conforma y es una suerte esto por que nos empuja a seguir experimentando nuevos encuentros eternamente
besos
mabel