viernes, marzo 30, 2007










vendedora de lenguas








tengo mi banco de reservas en el cuarto de los atropos
adamares en relicarios de pimienta y ron
pristinos
duplicados
vagorosos entre tardo y movimiento
palenques donde me até por elegido
y arengas vanas de tanto juzgamundo

en resumen cualquiera diría
kaskarria
tórrida ladina mansarda dulce
de mi vida aguaitando por el ojo del candado

a veces un inconsútil lumbalú brota cuando entro
y juntamos canto lloro danza
por alguna que otra tristeza colectiva
como si un llocántaro nos hubiera tambaleado
arrasándonos
volcando alcuzas hartadas de melancolía



imagen: atropos -de zekina

4 comentarios:

Paz dijo...

Se advierte desde la hondura de tu reflexión algo màs que belleza , es el valor ejemplar que das a las palabras ... Tengo que reconocer mi urgente visita al diccionario , ahí descubrí la exaltación perfecta que haces entre tus palabras y la emoción .

Paz/

Federico Ruibal dijo...

Ese es el juego interesante...

mabel casas dijo...

Paz
si esos atropos arrumbados pero existentes logran ser vistos...descubrimos más lenguaje como descubrir flores silvestres que puedan ponenos ás expresión en la mirada
justamente son palabras que se dice ya no se usan y que probablemente saquen del diccionario de la lengua española por deshuso...QUEDA EN EVIDENCIA QUE SOLO HAY QUE MIRAR para poner flores nuevas recicladas en la boca
gracias por tu sinceridad e interés...así como agradezco un artículo del diario el país de españa, encontrado en la calle por una participante de mi taller que las trajo a mi(gracias Corina)
cariños
mabel

mabel casas dijo...

federico

sintonía
si
ese es el juego
interesante si navegamos por él

gracias por tu visita y tintineo
cariños
mabel