lunes, junio 14, 2010

puntada a puteada













puntada a puteada



carretea
máquina de coser los trapos
traperíos trapisondas de patrones
máquina que cosen sábanas manos
manoseadas nauseabundas en los otros
máquinas de puntear amor ajuares arreglos reciclajes
que se descosen en el hilaje viejo muerto
en postal de muselinas
máquinas que enmiendan agujeros
del frío los pies y los zapatos zapateados
zapateras de arreglar lenguas y telajes desmadrados por el tiempo
máquinas de museo de esclavos de barcos turramente revividos
pegando lentejuelas que por cosido cuecen monedas al bolsillo pobre
  
máquinas de alta gama
que ponen marcas de cuality o de cualquiera en gama alta
con el olor desconocido y la identidad idéntica del maquinista que cose
en el tugurio de baja gama desconstructiva en ladrillos escombrados fríos 
por hendijas
que a hurtadillas busca una máquina de coser
que líe amores techos franjas de hilos en alta gama caloría jornal y suficiente





foto: de Alabat - Chivilcoy

2 comentarios:

colombina dijo...

Recuerdo esa máquina que cosía pantalones para patrones desconocidos y vestidos para hija y amiga-hermana...

Juanjo dijo...

Resulta curioso como ahora se da valor a una prenda por la marca, por una etiqueta cosida con cuatro puntadas mal dadas.
Antes se miraba mejor la calidad de las puntadas, y las máquinas sonreían desde el mismo rincón en el que ahora duermen olvidadas.