lunes, junio 28, 2010

vigilia de poeta













vigilia de poeta


desde su orilla
el ritual
contemplar las glicinas
estratega de vislumbrar
ese árbol rojo
que está afuera del invierno
  
vibrando
un enjambre de vocablos
crea al borde del silencio
escribe
mística de las preguntas
desde el fondo de oscuridad y magia
luz de metáfora entre lunas
escribe
en la hiel hirviente
de involución humana
gotea la hoja
sorprende la sangre escrita de su impotencia
poniendo letras a las voces
que ordenan “tirar a la cabeza y no a las piernas”
escribe
ahogado en su intolerancia al intolerante
mano de piedra y lágrima
su grito que interpela a la cordura
  
vuelve el resto del papel a estar en blanco
los lloros no sirven para tinta
  
silencia
con el dolor arreciando
su vigilia denunciante
contempla
se rescata
en su cielo de glicinas

2 comentarios:

colombina dijo...

RECUERDO EL CIELO DE GLICINAS DE TU PATIO...SU PERFUME...
EL VIOLETA DE SUS FLORES LO LLEVO GRABADO EN MI ALMA...

mabel casas dijo...

hmmm
aquel patio
y el aroma
tampoco se me borra
quiero tener glicinas ahora también en mi patio
besos